IMPACTO

Redes Sociales Saludables ha sido dotada de una estructura que le permite empoderar a los jóvenes para que hagan una evaluación crítica de las redes sociales y para que interactúen de una forma más responsable en Internet, de tal manera que se salvaguarde su bienestar y que contribuya al bienestar de los demás y de la sociedad en general. Esto se llevará a cabo mediante una potenciación de las capacidades de los educadores juveniles para impartir dicha educación de una forma que resulte atractiva y práctica, como parte de los sistemas comunitarios y juveniles a nivel local y regional.

Con tu ayuda en 2018:

Llevaremos a cabo una investigación sobre las vidas digitales de los jóvenes
Formaremos y desarrollaremos a educadores juveniles para que impartan ciudadanía digital
Empoderaremos a los jóvenes mediante un desarrollo de sus habilidades de pensamiento crítico

Nuestro objetivo es claro:

Redes Sociales Saludables pretende “ayudar a convertir la experiencia de uso de las redes sociales de los jóvenes en unas experiencias saludables, positivas y que les reafirmen socialmente”.

Para lograr esto, creemos que las personas que imparten educación no formal al sector de los jóvenes tienen un papel clave que jugar. Nuestro proyecto intentará dotarles de los conocimientos, habilidades y herramientas para que puedan transmitir unos conocimientos básicos de las redes sociales a los jóvenes a los que sirven. Puntos en los que nos centraremos:

Realizar un estudio de análisis de necesidades exhaustivo para preparar una imagen precisa de las diferentes vidas digitales de los jóvenes, incluidas sus motivaciones, comportamientos y comprensión.
Crear un conjunto de herramientas de estrategias y recursos educativos Abiertos para enseñar ciudadanía digital con el fin de ayudar a los jóvenes a evaluar críticamente y comprender las implicaciones de la huella digital que están creando.
Desarrollar una aplicación de alfabetización mediática para proporcionar una manera accesible y adecuada para que los jóvenes aprendan o revisen información sobre diferentes temas de los recursos educativos abiertos.

Sus beneficios:

La participación en nuestro proyecto permitirá que los jóvenes y educadores juveniles se beneficien de:

Una mejor comprensión de los aspectos negativos del uso de las redes sociales que pueden suponer un riesgo para la salud mental y física, las actitudes y las creencias (radicalización) de los jóvenes.
Nuevas formas de interactuar con los jóvenes con los que resulta difícil conectar, a menudo procedentes de entornos desfavorecidos.
El acceso a unas estrategias de enseñanza y unas herramientas de políticas de buenas prácticas que servirán para catalizar el aprendizaje sobre los efectos y los impactos de las Redes Sociales para una ciudadanía responsable y activa.
Un aumento de la confianza en su capacidad para utilizar las redes sociales de una manera sana y adecuada.
Unas habilidades de pensamiento crítico más desarrolladas, que permitirán a los jóvenes evaluar de forma crítica su posición a la vez que participan en los aspectos sociales, culturales y políticos de la sociedad.
Una mayor conciencia del impacto potencial de las redes sociales como una espada de doble filo, que puede erosionar la confianza, perjudicar las relaciones personales, originar la presión de los compañeros en Internet, y alterar y abusar de los valores y creencias.